Llena tu vida de símbolos que te potencien

Una de las cosas que más me impresionó de hacer el Camino de Santiago en Septiembre fueron los símbolos que están involucrados con esta experiencia: La flecha amarilla, la vieira o concha, el bastón y hasta la mochila y la compostela.

Los símbolos son aquellas cosas que asociamos con un significado especial para nuestras vidas, frecuentemente, despiertan en nosotros una emoción y en otras personas puede no tener ninguna conexión. Podemos vincular símbolos y ayudar a nuestro subsconciente para fortalecernos en la búsqueda de nuestro crecimiento personal.

Por ejemplo, la “flecha amarilla” del Camino ha sido una gran enseñanza: en cualquier lugar en donde dudaba hacia donde teníamos que dirigirnos, allí estaba la “flecha amarilla”, pintada en un árbol, en un poste, en el piso, daba igual; a lo largo de los días eso me hizo sentir segura y caminar confiada a pesar de no conocer el camino y nunca me perdí. ¿Quién o qué es esa flecha amarilla en tu vida?: Una amigo, tu voz interior a través de la intuición o quizás un coach o mentor que sin hacer el camino por ti, puede irte dando claves y aportándote, desde su experiencia, otros puntos de vista  para que el camino hacia tus metas sea más agradable y efectivo.

Te propongo que dediques 1 minuto a pensar ¿A quién o qué miras para encontrar orientación?

Otro de los símbolos que me llamó la atención y que utilicé gracias  a los consejos de un experto con mas de 8 caminos en su haber  fue “el bastón”, la verdad que en este caso confié en su consejo, porque me ha demostrado ser una persona sincera y coherente y agradecí mucho durante los 6 duros días de caminata poder apoyarme en un bastón; así como en la vida algunas personas nos apoyan, animan y nos recuerdan que están ahí para ayudarnos.

Piensa: ¿Quiénes son los bastones en el camino de tu vida?

En la vida trabajamos duro para conseguir cosas materiales o espirituales y una vez que las conseguimos, seguimos adelante sin ni siquiera premiarnos por ese logro alcanzado. En general, somos bastante mezquinos con nuestros  éxitos y siempre nos enfocamos en lo que nos falta y no en lo que hemos conseguido; por eso en el Sistema “Actívate y Triunfa” está incluido la celebración como un símbolo. Consideramos que por pequeño que sea ese gusto o esa actividad que hagas con la intención de celebrar tu logro, será una recompensa que asociarás con el éxito y te animara a emprender un nuevo objetivo con mas seguridad. Precisamente, eso es lo que significa “la concha y la Compostela”. Cada vez que conseguimos una meta, hemos experimentado un cambio y premiarnos nos ayuda a avanzar más a gusto.

Te invito a pensar: ¿Qué cambio he experimentado que me acerca a mi objetivo? Y en cuanto lo consigas, Celébralo!!

En cuanto a un elemento imprescindible  del camino: “la mochila”, me gustaría poner especial atención. En el Camino de la vida todos llevamos nuestra “mochila” y a veces vamos añadiendo cosas y cargándola más de la cuenta, tanto que llega un momento que te impide avanzar y te exige mucha energía. Tenemos que tener en cuenta el Principio del Vacío, si tu vida está llena de cosas innecesarias para este momento presente no habrá espacio para las que de verdad son importantes, Harv Ecker en su libro Mente Millonaria, nos invita a “simplificar” , lo cual sin duda disminuye nuestros niveles de estrés.

Te invito a evaluar que dos cosas puedes dejar fuera de tu mochila en este momento y sacarlas, verás la diferencia de inmediato. Piensa: ¿Qué es lo que cargas innecesariamente en tu mochila? ¿Qué podrías sacar para hacer más ligero tu viaje?

Estoy segura de que hacer estas reflexiones que te propongo te harán más agradable tu “camino”, si quieres compartir tus experiencias, puedes escribirme a dcenteno@ideha. Será para mi un placer conocer tu experiencia. Gracias

Anuncios

Ya nunca será igual… El regreso después del Camino de Santiago

Hace más de 12 años, ante mi sueño casi imposible de quedar embarazada a los 40 de mi tercer hijo varón, mi esposo y yo le prometimos al Apóstol Santiago que si nos concedía el milagro, haríamos el camino en agradecimiento. Mi hijo nació en 2006 y se ha convertido en una fuente inagotable de amor y satisfacción para todos los que vivimos con él: hermanas, abuelos, tíos, amigos, vecinos, etc. Sin embargo la promesa seguía sin ser cumplida…

Primero por la mudanza de Venezuela a España, luego por no  encajar los compromisos de trabajo de ambos, por los estudios de sus hermanas, los veranos, los inviernos, un poco de pereza (o bastante) y miedo a lo desconocido se nos fueron pasando los años y nunca encontrábamos ocasión para disponer de solo 5 días para invertir en nuestro bienestar (a pesar de que cuando te enfermas y estás una semana en un hospital, no lo incluyes en tu agenda…)

Un buen día decidí anotar esta promesa en mis asuntos pendientes, lo cual ya me daba un 50% de posibilidades de encontrar la ocasión para hacerlo, sin embargo, así pasaron 2 años más (nos pasa así con los sueños, los vamos postergando hasta que algo grave ocurre y nos damos cuenta de que no somos eternos y de que el único requisito para morirse es estar vivo…); ya en primavera del 2017 hicimos un primer intento de organización que no pudo ser y lo reprogramamos para el verano, lo cual finalmente conseguimos, contra viento y marea, la última semana de agosto del 2017.

Me faltan palabras para describir la belleza de lo vivido, caminar por brillantes campos verdes llenos de hermosos maizales, pinos y eucaliptus, la amabilidad de las personas que atienden a los peregrinos, ese acento gallego que me recuerda a mi infancia,  las personas que te encuentras, con las que compartes un buen paisaje, un café o simplemente una sonrisa, seres a los que no sabes si volverás a ver, pero que sin embargo, si te enfocas en sus mensajes, te dejan muchos aprendizajes.

Vivimos momentos intensos, como los primeros 23 km bajo la lluvia, incómodos, con las mochilas, los impermeables y esa lluvia incesante que me hacía preguntarme si la decisión había sido acertada… (quizás lo debimos postergar para el 2018, total un año más que mas daba…), sin embargo, el premio por insistir fue la llegada al primer hostal en Portomarín, un pueblo precioso con vistas sobre el embalse espectaculares, donde tuve la dicha de descansar, tomar un buen café en compañía del libro que elegí de compañía en este viaje tan especial y que te recomiendo ampliamente: “Controle su Destino, Despertando el gigante que llevas dentro” de mi mentor Anthony Robbins.

Al día siguiente, ya con mejor pronóstico de tiempo, empezó una jornada dura con subidas que exigían estar en forma y a las que agradecí a mi cuerpo estar entrenada (siempre en la vida, el estar entrenado te da una ventaja adicional…). El regalo de paisajes espectaculares nos acompañó en un trayecto más largo que el día anterior, en donde el cansancio afecto emocionalmente a mi hijo de 11 años, que entró en modo “rendirse”; por lo cual tuvimos que ejercer nuestra profesión de Coachs y le ayudamos a cambiar su estado emocional, logrando que poco a poco superara su actitud derrotista (qué bien nos hace en la vida tener apoyos externos cuando queremos tirar la toalla…) finalmente llegamos exhaustos a otro hermoso destino:  Palas del Rei.

Al tercer día, Tomás se despertó con una actitud completamente diferente que le acompañó todo el resto del camino, donde disfrutamos, caminamos juntos, nos reímos con sus chistes, escuchamos música, intercambiamos besos, abrazos y ánimos, tomamos agua de las fuentes, conversamos en cualquier idioma (hasta el de las señas) con otros peregrinos y hasta tuve la oportunidad de ayudar a otros padres con el pequeño Rafa.

No puedo negar que existieron ratos de cansancio, de preguntarme ¿Qué hago yo aquí?, de pensar en la rutina, de pensar en los retos que me ha tocado superar,  de aprovecharme de la energía increíble de caminar por la naturaleza, la inmensidad de los árboles que llevan años viendo pasar a los peregrinos y, sobre todo, esas flechas amarillas que nos indicaban siempre qué dirección tomar y cuánto nos faltaba para llegar a nuestro destino (ojalá en la vida pudiéramos tener señales tan claras de hacia donde debemos dirigirnos y, sobre todo, cuándo llegaremos…).

La recompensa de llegar a Santiago, después de haber dormido en la pequeña Villantime, comer pulpo en Melide, pasar por Pedrouzo y reencontrarnos con otros peregrinos en el momento cumbre de “Sellar la Compostela” en Santiago, después de esa misa tan llena e sentido personal, han significado, para mí, una oportunidad para reflexionar sobre todo lo que puedo aportar con esta experiencia a través de mi profesión, inspirando a otras personas  y sin duda te invito a hacer el Camino de Santiago, en pareja, con niños, amigos, o contigo mismo…

Cuando termines tu vida será mejor y habrás logrado subir a otro nivel, te deseo:

Buen Camino!!!

¿El dinero te preocupa? Actívate!!

En la sociedad en la que vivimos parece que es de “mala educación” hablar del dinero

El dinero es el recurso que intercambiamos para obtener cosas… y, a veces, mucho más que bienes materiales, pero tenemos la sensación que preguntar por uno de los recursos que necesitamos a diario para sobrevivir no es apropiado.

El dinero nos permite tener una mejor o peor “calidad de vida”, sin embargo, tiene una característica muy especial: si tienes suficiente dinero dices que no hace la felicidad porque te hace falta algo más, pero si es un bien escaso las cosas son diferentes.

Los seres humanos tenemos una serie de necesidades que representadas en la Pirámide de Maslow. Según este científico, las necesidades básicas que son las que tenemos que tener cubiertas para nuestra supervivencia para las cuales, obviamente, hace falta dinero: para dormir bajo techo (propio o alquilado), comer (langosta o huevos), vestirse (de marca o de los chinos), acceder a educación y salud (pública o privada) y relacionarnos (en un bar o en un spa)… necesitamos dinero.

Captura de pantalla 2017-06-13 a las 21.20.12

El dinero es un recurso con mala fama, nos han hecho creer desde pequeños que el dinero hace que las personas sean de una manera u otra, pero eso solo son creencias que hacen que asociemos la riqueza a comportamientos, actitudes y emociones que no son la realidad, sino una percepción de la misma.

Cuando tenemos suficiente dinero como para cubrir las necesidades básicas y algunas otras, nos damos cuenta que tener mucho más dinero no necesariamente nos hace mucho más felices; descubrimos que “hay cosas que no se compran con dinero y para todo lo demás usas la tarjeta”, como decía la publicidad de un banco famoso.

Descubrir estos patrones de pobreza, examinar cómo nos están limitando y alejando de esa vida que queremos disfrutar es lo que propongo en las formaciones de alto impacto del Sistema Actívate y Triunfa, con el que te animo a encontrar la forma de que el dinero sea un recurso que no condicione más tu tiempo de vida.

Como dice uno de mis mentores, experto en Neurociencia Jurgen Klaric:

 “Si el dinero no puede comprar la felicidad, la pobreza no puede ni rentarla”

La decisión es tuya y siempre puedes mejorar.

Para más información te invito a suscribirte al canal de youtube de IDEHA, donde comparto información de valor contigo.

Gracias por tu tiempo y atención.

Diamantina Centeno

 

 

¿Cómo te estás hablando?

¿COMO TE ESTÁS HABLANDO?

Te-Esta-Hablando

¿Sabes que los seres humanos nos estamos hablando a nosotros mismos unas 14 horas todos los días?

Nos comunicamos con nosotros mismos en una especie de toma y dame, pero a veces no somos conscientes de que tan limitadora puede llegar a ser esa conversación.

Tenemos un Loro dentro de nosotros que debemos amaestrar y alinearlo con lo que queremos lograr en la vida. Nuestro diálogo interno no es más que las conversaciones que tenemos con nosotros mismos en todo momento, esa vocecita en nuestra cabeza con la que siempre estamos interactuando, incluso como si fuese con otra persona.

En todo momento estamos pensando y dialogando sobre lo que hacemos y muchas otras cosas, por lo que este diálogo incesante tiene un gran impacto en nuestras vidas.

No solo nos hablamos a nosotros mismos 14 horas cada día, sino que está demostrado que al menos un 80% del tiempo que pasamos dialogando con nosotros mismos está conformado por pensamientos y afirmaciones negativas.

Si quieres lograr el éxito, no te puedes permitir esa auto comunicación toxica, porque no solo te afecta a nivel emocional, sino que está afectando tu cuerpo, ya que el cerebro según piensa así siente y de esa manera genera sustancias en nuestro cerebro llamadas neurotransmisores, que pueden hacernos sentir bien como las endorfinas y la serotonina o hacernos sentir mal y enfermarnos como el cortisol. Es decir, que el lorito, puede generar pensamientos con ingredientes de verdadero veneno.

Sin embargo, si haces de tu mente una aliada en todo instante, producirás sustancias que favorecerán tu salud y  jugaran  un papel decisivo en la calidad de tus resultados.

Te propongo que estés muy atento a tus conversaciones, detectes tu dialogo interno y pulses el Stop: Toma conciencia y Pregúntate:

¿Qué me estoy contando?

¿Qué distorsión hay en lo que me estoy contando?

¿Qué estoy sintiendo en mi cuerpo con ese mensaje?

Cuando por desconocimiento dejamos que nuestro diálogo interno vaya en piloto automático, naturalmente tendemos al negativismo y al pesimismo, esto debido a nuestra programación mental forjada principalmente por las creencias que nos programaron en nuestra mente desde la infancia.

Afortunadamente existen maneras de mejorar dicho diálogo, de convertirlo en uno predominantemente positivo y optimista, y de facilitar los procesos que se requieren para el logro de las metas y el éxito en nuestros propósitos.

Seguro que no te será posible adquirir una mentalidad completamente positiva y optimista (digamos, en un 100%) pero cualquier mejora que implementes tendrá un impacto muy positivo en cuanto a resultados que puedas obtener en tu vida.

Muchas personas conocidas por ser exitosas, cuentan con un gran nivel  auto comunicación y un buen dominio de las emociones.

Cuando he puesto en práctica técnicas para la introspección y la autoconciencia mis resultados han mejorado notablemente, acercándome más  a lograr la vida que quiero vivir: Llegar a tener la propia mente como aliada es una de las mejores cosas que te pueden pasar, y el cambio se nota muy rápido. Te lo digo por mi propia experiencia.

Si deseas que lo hagamos juntos, estoy a tu disposición a través del Programa de Mentoring Personal del Sistema Actívate y Triunfa, donde trabajaremos procesos en los que te acompañare a gestionar tu dialogo interno y convertirlo en tu mejor aliado.

No en vano, nuestro lema es Actívate y Triunfa : Siempre puedes mejorar

Si quieres más información, escríbeme  a info@ideha.es

Gracias por compartir tu tiempo conmigo, hasta la próxima ocasión.

Yo solito… ¿Eres del Club de “Ya lo hago yo”?

YO SOLITO… ¿ERES DEL CLUB DE “YA LO HAGO YO”?

Coaching

En días pasados conversando con una amiga, me contaba lo difícil que se le ha puesto la vida, según ella, cada vez tiene más responsabilidades y está “desbordada”, se siente cansada y con muy baja energía.

¿Te ocurre eso frecuentemente?

La vida moderna cada vez nos exige más; nuestros abuelos apenas tenían que aprender cosas nuevas  a lo largo de su vida, iban a la escuela aprendían las cosas más básicas y pasaban su vida basada en esos conocimientos y poco más. El ritmo de la vida moderna hace que todos los días tengamos acceso a gran cantidad de información que debemos trasformar en  conocimiento. Por ello debemos adaptarnos a vivir rodeados de tecnología, la cual en ocasiones no quisiéramos ni aprender.

A veces tengo  la sensación de ser una “esclava moderna”, todo el día pendiente del móvil, las redes sociales, las noticias, los comentarios, el teléfono, etc.

¿Hay otra forma de hacer las cosas? Quizás si te dejas ayudar sea todo mas fácil, me contestó mi “vocecita” o diálogo interno.

¿Te resulta fácil pedir ayuda? ¿O eres del club de los de “ya lo hago yo”?

No hemos sido entrenados para pedir ayuda, cuando lo hacemos generalmente nos sentimos mal, como si fuéramos incapaces de hacerlo nosotros, inútiles. En algunos casos, esa instrucción o creencia fue la que nos programaron en la infancia.” Debes resolver tus asuntos tu solito, pedir ayuda es de inútiles”.

Esta creencia hace que nos limitemos y que descartemos que es perfectamente válido necesitar de otros y ayudar a los demás, manteniendo una relación Ganar Ganar. Esta es la base del trabajo en Equipo, remar juntos hacia un objetivo común. ¿Y si trabajas por tu propia cuenta? Yo pienso que ser autónomo no implica ser autosuficiente.

Piensa un poco: ¿Te cuesta más PEDIR AYUDA que DAR AYUDA?

Yo empecé a ejercer el músculo de Pedir ayuda al comenzar los estudios de Coaching, así, por ejemplo, acudía a mis profesores para que me explicaran algunos aspectos de este mundo desconocido para mi con mas detalles y ejemplos, cuando no entendía algo del móvil, le preguntaba a alguien más joven y con facilidad lo resolvía, cuando no podía yo sola gestionar mi tiempo acudo a un profesional en planificación estratégica para mi negocio y poco a poco he logrado yo también poder Ayudar a los demás, tanto que  mi misión es poner al servicio de otros  el Sistema “Actívate y Triunfa”, para aportarles una visión complementaria y apoyo para lograr sus metas mas rápido y con menos sufrimiento.

El puente entre una idea y el resultado es la ACCIÓN. Pero a veces el camino es difícil para transitarlo solo y es mucho mas fácil y placentero si lo hacemos acompañados por otras personas y eso precisamente es lo que hacemos los Coaches.

Es mucho más fácil permitir que nos ayuden cuando estamos en una situación compleja, que intentarlo por nuestra cuenta para no lograrlo y entonces sentirnos frustrados por no conseguir el objetivo. Esto va llenando nuestro bote de cosas que no hemos logrado y afecta negativamente nuestra autoestima.

Para lograr tus objetivos tienes que saber que recursos necesitas,  tengo la certeza de que los tienes todos pero a veces no puedes encontrarlos, al igual que no podemos observar nuestra espalda sin ayuda de un espejo.

A través del Sistema “Actívate y Triunfa”, ayudo a las personas a mejorar su manera de ver la vida, fijan los objetivos de manera clara y concreta, que evalúen  su situación con más objetividad y en base a preguntas y algunas herramientas de tecnología social vamos descubriendo juntos el camino más directo y satisfactorio para establecer el plan de acción adecuado y alineado con sus valores.

¿Me permites ayudarte?

Si quieres mas información, llama al 677 00 68 15 o escribe  a info@ideha.es

Gracias por compartir tu tiempo conmigo, hasta la próxima ocasión

¡¡Libérate del Estrés. Sí puedes lograrlo!!

¡¡Libérate del Estrés, sí puedes lograrlo!!

mindfulness_poster_UK

En ocasiones nos sentimos atrapados, nuestra mente va como un caballo desbocado y no podemos concentrarnos en nada. Discutimos con otras personas y generamos en nuestro cuerpo reacciones que nos enferman y nos hacen sentir infelices.

Nuestro cerebro solo ocupa el 2% de la masa corporal, pero consume el 20% del oxígeno y los nutrientes que ingerimos.

Los últimos estudios de Neurociencia indican que el cerebro nunca para. Incluso cuando dormimos nuestro cerebro está ocupado en clasificar y almacenar lo que ha ocurrido en el día para que nos despertemos con la mente despejada preparados para un nuevo día. Debemos dormir mínimo 6 horas para que a el cerebro le dé tiempo de limpiarse y estar a punto para un nuevo día; para ello, acuéstate siempre a la misma hora y tu reloj interno te despertará cuando hayas dormido lo suficiente. Si te levantas cansado o con sueño, duerme más. Serás más productivo y te sentirás mejor.

A lo largo de tu día, estás sometido a muchos estímulos externos, algunos los percibirás y otros ni te darás cuenta, pero tu cerebro almacenará todo lo que ocurra a tu alrededor, olores, sabores, temperatura, presión ambiental y, sobre todo, la energía de los pensamientos que tu emites y los que emiten las personas a tu alrededor.

¿Sabes que los pensamientos son energía?

A veces, entras a algún lugar o te encuentras con una persona de la que percibes una energía negativa, lo que comúnmente llamamos “mal rollo”. La energía de tus pensamientos depende de ti, puedes pensar que todo está mal y así será; pero si piensas lo contrario también será verdad, porque actuarás en función de ello.

Según Piensas, Sientes y como piensas y sientes, Actúas.

Es decir, eres libre de pensar que las cosas irán bien o que son un desastre. Pero si piensas que irán bien, sentirás emociones positivas que te ayudarán a lograrlo, aprovechando todo tu potencial para desarrollar tu empresa o mejorar tu vida personal.

Ahora si piensas que estamos en crisis y que todo es un desastre, emociones como el miedo, la angustia, el estrés y la ansiedad también te ayudaran a comprobar el desastre, encerrándote en un túnel donde solo veras problemas y no soluciones.

Es cuestión de entrenamiento y para eso nada mejor que aprender técnicas que nos ayuden a sacar el mejor provecho a nuestra mente, como el Mindfulness, el arte de estar aquí y ahora.

Es más Fácil de lo que puedes pensar y todos podemos aprenderlo.

Recuerda, como dice el maestro Anthony Robbins en su libro “Poder sin límites”, tú tienes el poder de tus pensamientos y con ello de tu vida.

Gracias por tu atención, hasta un próximo post.

Diamantina Centeno

@IDEHA_SPAIN

Zen stones in water

Zen stones in water

¡¡Mi familia, mi mejor empresa!!

¡¡Mi familia, mi mejor empresa!!

Familia

A algunos puede parecerle que asemejar una empresa con una familia no está bien… Respeto su opinión, pero les voy a explicar porque para mí son muy semejantes.

Una familia es un grupo de personas con un objetivo común, vivir juntos y ser felices.

En una empresa, todos sus miembros viven juntos muchas horas al día, a veces mucho más que con sus familias, comparten sus opiniones, gestionan sus miedos, tienen objetivos comunes, comparten valores, persiguen sus sueños y también trabajan para ser felices.

Hay en algunas empresas donde se mezcla la familia con el negocio y eso lo digo por mi experiencia personal. Tuve la suerte de trabajar en una gran empresa, que no solo era una empresa familiar, sino una empresa de muchas familias y se convirtió en otra gran familia, con personalidad propia tanto para los propietarios como para todos sus empleados, era como cualquier familia, diversa, divertida y complicada de llevar en muchas ocasiones; pero al final del día te acostabas con la satisfacción de ver como se iban consiguiendo no solo las metas empresariales sino también las personales de sus trabajadores: Nacimientos, graduaciones, bodas, bautizos… y a veces hasta funerales.

Para ti que eres tan generoso de prestar atención a mis ideas, quiero regalarte  algo muy poderoso:

Como madre o padre, te recomiendo “los cinco minutos de evaluación del día”: cuando te vayas a dormir, reserva cinco minutos para que siempre, siempre hagas un resumen de tu día tomando conciencia de que has podido hacer mejor, piensa en cada uno de tus hijos, como van evolucionando y en qué los puedes ayudar; en tu pareja y, sobre todo, en ti mismo; seguro encontraras cosas que puedes hacer mañana de una forma mucho más satisfactoria o intentar algo de otra manera. Si en algún momento te quedas como paralizado, no sabiendo que hacer, estaremos a tu disposición para acompañarte, que de eso nos encargamos a través del Sistema “Actívate y Triunfa”, no en vano nuestro lema es: “Siempre puedes mejorar”.

Después de dos ediciones de Family Lider Coach y con la tercera a punto de salir el próximo jueves, estoy feliz por los comentarios de como los participantes han empezado a aplicar lo que hemos trabajado y de los resultados que están obteniendo. Esas herramientas de motivación, organización y apoyo que utilizan los grandes líderes de empresa, están  haciendo  que padres y madres se conviertan en excelentes Lideres Coach en sus hogares: Una experiencia fascinante!!!

Esa es mi experiencia: Mi familia es un gran equipo, donde todos nos respetamos, trabajamos juntos en metas comunes y, por separado, en cada uno de nuestros proyectos particulares… y tenemos la tranquilidad de saber que estamos apoyados y que podemos contar unos con los otros en cualquier ocasión. Eso que llama “Ser una piña”.

Cuéntame como es tu familia, me encantara aprender de ti.

Escríbeme a dcenteno@ideha.es.

Gracias por estar ahí

www.ideha.es/programa-activate-triunfa

Familia-unida